Archivo AZEducaciónMaestros

FORTALECER LA TECNOLOGÍA

0

En 1996, el balance del Primer Foro de la Sociedad de la Información decía:

La Sociedad de la Información debe convertirse en la sociedad del aprendizaje permanente, lo que significa que las fuentes de educación y la formación deben extenderse fuera de las instituciones educativas tradicionales hacia el hogar, la comunidad, las empresas y las colectividades sociales. Las profesiones de la enseñanza necesitan ayuda para adaptarse a la nueva situación y aprovechar plenamente estas nuevas posibilidades.

Un año después, es decir, hace una década, Alberto de la Mora Gálvez argumentaba en La tarea:

Nos referimos normalmente a la “escuela” como la entidad física que no cambia, que impone modas educativas, que nos protege de no reconocer que somos nosotros los que no queremos cambiar; reconocer lo anterior es un buen principio, el paso siguiente es aceptar la tecnología. Esta revista que tienes en tus manos fue hecha con la ayuda de una computa- dora; este artículo fue apoyado con la consulta a Internet y una impresora, fue guardado en un disquete como información portable, transmisible; todos ganamos con el uso de la tecnología, eso es un hecho, y al ganar todos, ganan nuestros alumnos.

Hace exactamente cuatro años, el entonces Secretario de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Reyes Tamez, aseguró ante los expertos iberoamericanos, brasileños y portugueses reunidos en el Segundo Seminario de Habla Hispana “Aprendizaje y Tecnologías: Realidades y Perspectivas de la OCDE”: “En el país estamos convencidos de la importancia de fortalecer el mayor uso de las tecnologías, pero bajo un modelo académico que permita a los estudiantes, al mismo tiempo, su utilización y la mejora de la calidad en el aprendizaje”.

En los primeros días de julio de este año, la titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, hizo público que desde el próximo ciclo escolar un millón de estudiantes de primaria cursarán ciencia y tecnología con los recursos pertinentes.

Así, en las grandes reflexiones globales, en las preocupaciones académicas y en el discurso de las entidades gubernamentales se tiene claro el obstáculo, los beneficios de superarlo y la urgencia de caminos para lograrlo.

En lo que a los alumnos respecta, ¿quién duda que todos quieren un equipo de computo conecta- do a Internet, un programa para hacer gráficas, una impresora para entregar las tareas con los colores imaginados?

Pero, pese a los buenos deseos, en el sistema educativo la realidad tecnológica de la minoría es la ciencia ficción de la mayoría.

Como bien afirma Mexicanos Primero, “el nuevo analfabetismo es el de la tecnología”. Por ello en su decálogo (desglosado más adelante), proponen un uso intensivo y coherente de los recursos contemporáneos para el incremento del conocimiento y el acceso a la información.

Esto es necesario, tan necesario como cualquier otra urgencia nacional. La educación contemporánea debe ser así: contemporánea.

 

Publicaciones 100 Artículos
Recursos abiertos de información enfocados a la difusión y contrucción del conocimiento en las diferentes disciplinas de la educación.

EL SISTEMA EDUCATIVO MEXICANO EN TRANSICIÓN

Siguiente artículo

Comentarios

Comments are closed.

Más en Archivo AZ

También te puede interesar