EmprendimientoProyectos Emprendedores

Las pymes mexicanas mejoran sus procesos de digitalización, pero aún les queda un largo recorrido

México aprobó en 2013 una reforma constitucional en el ámbito de las telecomunicaciones. Esa nueva política apostaba por la transformación digital de las micro, pequeñas y medianas empresas instando a las administraciones y las propias empresas a acercarse a los niveles de conexión y velocidad a internet propios de los países de la OCDE.

En 2024, o al menos en 2023, esos estándares aún no se han alcanzado. La Cuarta Encuesta 2023 de Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones, publicada por el IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) señala que casi nueve de cada 10 pymes tienen acceso a internet y en torno a ocho de cada 10 cuentan con servicio de telefonía.

El truco con esta encuesta es que no mide la penetración de los servicios de telecomunicaciones en las pymes, sino que se centra en los negocios que ya cuentan con telefonía e internet fijo. Otro dato que sí es más esclarecedor es el del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Cartografía), que apunta a que solo el 44% de las pymes tiene acceso a internet. En esta estadística se computan todos los tipos de pymes: micro, pequeñas y medianas.

La situación es desafiante, ya que un altísimo porcentaje de las empresas en México son pymes, casi el 100%. Urge, por tanto, continuar avanzando en la transformación digital, un proceso en el que se han dado ya algunos pasos importantes que son muy bienvenidos.

Invertir en digitalización: algo a lo que aspiran todas las pymes

El Sondeo de Adopción Digital 2023 muestra el deseo de las pymes por invertir en digitalización. En concreto un 95% de las pymes encuestadas quieren dar ese paso. Este dato supera al del 90% del año 2023. A esto hay que sumar que el 88% de las pequeñas y medianas empresas consideraba una necesidad avanzar en omnicanalidad, marketing digital y ciberseguridad.

La puesta en marcha de soluciones digitales entre las pymes es muy importante para México, pues estas empresas emplean al 72% de los trabajadores en el país y aportan el 52% del PIB nacional. Por otra parte, los avances tienen que llegar también en otros ámbitos, ya que la OCDE confirma que el 85% de estas pymes no tienen acceso a financiamiento ni a fintech.

El propio Inegi confirma estos datos, pues en 2023 ni la mitad de pymes solicitó financiación bancaria o a través de otros métodos. Y de todas ellas, quienes obtuvieron esa ayuda solo fueron el 43%. En resumen, ni cada dos de cada 10 empresas apostó por estas ayudas.

¿Qué sectores son los más decididos en su transformación digital?

Por sectores o áreas de actividad, las finanzas y los seguros, así como los servicios profesionales, son quienes más han apostado por la digitalización en cualquiera de sus vías. Aquí cabe señalar principalmente las estrategias de marketing digital, ya que el 46% de las empresas cuenta con este tipo de herramientas para mejorar su visibilidad en internet o para ofrecer mejor servicio de atención al cliente.

Para este año las estimaciones apuntan a un crecimiento del 6% en la inversión en marketing digital. Con este esfuerzo las empresas buscarán multiplicar sus ventas, mejorar la productividad en sus organizaciones, ahorrar costes y mantener una relación más cercana y fluida con el cliente.

Ante este último objetivo las pymes pueden echar mano de estrategias como las redes sociales o el email marketing, canales que son económicos, directos y poco invasivos si se trabajan con criterio. El ejemplo claro es Mailrelay, una gestor de correos electrónicos que cuenta con la mayor cuenta gratuita del mercado.

Su plataforma permite el envío de hasta 80.000 correos electrónicos al mes y almacenar 20.000 contactos en su base de datos. A su vez, Mailrelay tiene activado un soporte constante atendido por personas expertas en email marketing, que ayudan en todas las áreas relacionadas, especialmente las más delicadas como la entrega de los correos.

Alta preocupación por la ciberseguridad

El proceso de digitalización tiene otra de sus banderas en la ciberseguridad. Las pymes que se adentran en este escenario quieren sentirse protegidas ante los ataques cibernéticos, ya que en 2023 el total de estos episodios aumentó en un 65% con respecto a años anteriores. Los datos han sido recogidos por un estudio realizado por ManageEngine y que agrupa a varios países de América Latina.

Este interés por la ciberseguridad también tiene su reflejo en los propios ciudadanos a nivel individual. Una investigación de Sherlock Communications apunta a que muchos mexicanos están preocupados por su integridad en el ámbito digital y el uso inadecuado de sus datos personales. Este desasosiego llega también a la información financiera.

En este sentido, los expertos inciden en que es necesario incrementar la seguridad tanto en las aplicaciones móviles como en los software de las pymes para salvaguardar la información de los usuarios y prevenir daños a la reputación empresarial.

Adolfo Hernández
Administrador de Contenidos de 100articulos.com

    Explorando México: Viajes en Autobús desde Morelia a Veracruz, Tijuana y Puebla

    Artículo anterior

    También te puede interesar