Archivo AZEducaciónInvestigación

LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN BÁSICA EN MÉXICO: BALANCE 2006

Evaluando El Futuro Portada De La Revista Educación y Cultura AZ #0

Como síntesis de los trabajos desarrollados durante cuatro años, las conclusiones del Informe Anual 2006 del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) ofrecen un balance de la situación de la educación básica mexicana a fines de la administración 2000- 2006. El balance se hace desde tres perspectivas, que se concretan en otras tantas preguntas:

  • En relación con el pasado, ¿ha habido avances en la educación básica nacional?
  • En comparación con otros países, ¿es mejor o peor la educación básica de México?
  • Al interior del país, ¿qué tan amplia es la brecha que separa entidades y servicios?

 

¿Ha habido avances?

La respuesta del informe del INEE a la primera pregunta es afirmativa: definitivamente ha habido avances; posiblemente no tan rápidos como muchos quisiéramos, pero innegables. El reporte precisa que el avance se ha dado en indicadores tradicionales (matrícula, cobertura, aprobación y retención, alfabetización, etcétera, pero también en el nivel de aprendizaje, en especial en primaria; en secundaria también hay lo- gros en indicadores tradicionales, pero no en cuanto al nivel de aprendizaje. Las tres tablas siguientes resumen los datos más relevantes al respecto.

¿Mejor o peor que otros países?

La educación básica mexicana presenta niveles inferiores a los de países avanzados, semejantes a los que tienen un nivel similar de desarrollo y mejores que los más pobres. Estos juicios son muy generales, pero describen con objetividad la situación del país, frente a juicios igualmente generales, pero infundados, según los cuales la educación mexicana sería una de las peores del mundo. La tabla 4, con datos del Informe de Educación para Todos (EPT) de la UNESCO, muestra que en 2005 la situación de México lo ubica en la parte media alta de la tabla de países. En los cuatro indicadores que forman el Índice de Desarrollo Educativo (IDE) la distancia que separa a México de los primeros lugares de la tabla es mucho menor a la que lo distingue de los que ocupan las últimas posiciones.


En cuanto a aprendizaje, si se considera el promedio de todas las escuelas de cada entidad, las diferencias son considerables, pero en buena parte se deben a las diferencias que hay entre los servicios educativos que hay en el sistema, cuya presencia en las entidades es desigual


 

¿QUÉ TAN GRANDES SON LAS BRECHAS DENTRO DEL PAÍS?

El informe señala que el avance general observado en relación con el pasado, para el conjunto del sistema educativo, no ha conseguido suprimir las desigualdades que separan a grandes grupos. En cuanto a las brechas entre entidades federativas, en primaria la cobertura neta es cercana a 100 por ciento en todas las entidades, pero la tasa de reprobación, que a escala nacional era de 5.2 por ciento en 2005, iba de menos de 2 por ciento en el Distrito Federal a cerca de 10 por ciento en Oaxaca. En secundaria la cobertura neta era de 94.6 por ciento en la capital del país, frente a sólo 59.4 por ciento en Chiapas.

En cuanto a aprendizaje, si se considera el promedio de todas las escuelas de cada entidad, las diferencias son considerables, pero en buena parte se deben a las diferencias que hay entre los servicios educativos que hay en el sistema, cuya presencia en las entidades es desigual. Si se comparan las escuelas del mismo servicio -por ejemplo escuelas privadas entre sí, o públicas urbanas, rurales o indígenas- la mayoría de entidades no difiere del promedio nacional. Las diferencias, a escala nacional, de los resultados de los diferentes tipos de servicio se aprecian en la tabla 5.

 

EDUCACIÓN EN SALUD

Artículo anterior

LOS MITOS DEL CAMBIO

Siguiente artículo

Más en Archivo AZ

También te puede interesar