EducaciónInovacionesInternacionalesInvestigaciónTecnología

El metaverso ¿el futuro de la educación superior y ejecutiva?

Hombre con kit de realidad virtual

Los primeros Cursos Masivos En Línea Abiertos masivos (MOOC por sus siglas en inglés) aparecieron en 2011. Se trataba de “Introducción a la Inteligencia Artificial” de Peter Norvig y Sebastian Thurn. Se matricularon 160.000 alumnos, solo 20.000 lo completaron, pero abrió la puerta a una transformación que cambió para siempre la educación superior. Hoy, el mismo curso todavía está disponible y es muy popular en Udacity con los mismos profesores.

Solamente un año después, en 2012, comenzó Coursera. Desde entonces, Coursera alcanzó cifras impresionantes, más de 92 millones de estudiantes, cursos de 150 universidades de todo el mundo y colaboración con más de 200, muchas de las cuales aceptaron créditos de Coursera en sus programas. Más de 4000 cursos y ahora expandiéndose a nuevas áreas como Coursera para Negocios, para Campus y para Gobierno.

Una medida de su impacto se puede apreciar mirando los números de sus mejores cursos. Probablemente, su curso más popular sea “Machine Learning” de Andrew Ng, ex científico jefe de Baidu. Machine Learning capturó la imaginación de más de 4.65 millones de estudiantes y es uno de los cursos más conocidos en todo el mundo. Aunque nuevamente solo alrededor del 20% de los estudiantes matriculados completaron el curso.

Coursera no estaba solo. Además, en 2012, MIT y Harvard crearon edX, con más de 34 millones de estudiantes matriculados, más de 2.800 cursos y participando la mayoría de las mejores universidades prestigiosas del mundo.

La influencia de los MOOC fue mucho más allá de la oferta pública o los cursos. Cambió la forma en que se presentan los materiales y las clases.

Hoy en día, los MOOC se han expandido más allá de estas opciones, con emprendimientos comerciales muy populares como Udemy y también con cursos privados en línea dentro de las universidades tradicionales, los llamados Pequeños Cursos Privados En Línea (SPOC por sus siglas en inglés). Pero su influencia fue mucho más allá de la oferta pública o los cursos. Cambió la manera en que se presentan los materiales y las clases. Básicamente, en dos direcciones.

Primero, en cuanto a la calidad de los materiales. Los primeros cursos consistieron en las mismas diapositivas que los profesores usaban en clase. La evolución de estas diapositivas iniciales con viñetas ha sido enorme y vasta, dando paso a producciones sofisticadas. Esta evolución tuvo un impacto en las clases presenciales. Los materiales se volvieron más sofisticados y se generalizaron tendencias como los cursos de aprendizaje invertido, donde los materiales están en línea y el tiempo de clase se dedica a discusiones y ejercicios. ¡Competir con los viejos formatos en el nuevo mundo de los MOOC ya no era posible!

El Metaverso: una nueva oportunidad

Ahora, una nueva oportunidad entró en escena: el Metaverso. Contamos con pioneros como el Prof. Frank Piller de RWTH en Aquisgrán (presentado en un vídeo/podcast reciente de Esade). El Prof. Piller, un conocido académico en innovación abierta y personalización masiva, ha estado trabajando durante muchos años con avatares, realidad aumentada y realidad virtual (AR/VR) en Aquisgrán. No solo con estudiantes de Exec Education, Master y MBA, sino también con estudiantes de licenciatura.

El Prof. Piller está convencido de que este es el futuro. No sólo en cuanto a las posibilidades ampliadas que ofrece la tecnología. Imagine una clase de anatomía en medicina donde los estudiantes puedan sumergirse en representaciones realistas del cuerpo humano, una clase de física donde puedan participar en experimentos virtuales o en ingeniería donde puedan sumergirse en motores o planificar instalaciones virtuales. Obviamente, Realidad Virtual/Realidad Augmentada ofrece posibilidades nunca vistas en la educación, también en el uso de simulaciones para experimentos sociales. ¡Pero no solamente eso! El Prof. Piller nos dice que la retención del compromiso es mucho mayor en estos entornos virtuales y los cursos pueden ser más efectivos y más cortos.

¡Él no es el único! Un estudio reciente de PwC encontró que las clases en Metaverso son 4 veces más rápidas para entrenar que en el salón de clases. Los estudiantes tienen un 275% más de confianza para aplicar las habilidades aprendidas después del entrenamiento, están 3.75 veces más conectados emocionalmente con el contenido que los estudiantes de las aulas y 4 veces más enfocados que sus compañeros de e-learning. ¡Estos son números impresionantes!

Un estudio reciente de PwC encontró que las clases en el Metaverso son 4 veces más rápidas para entrenar que en el salón de clases.

En parte se debe a la necesidad de concentración que impone llevar unas gafas Realidad Virtual como Oculus, pero sería ingenuo atribuir todo el efecto a esto. La necesidad de enfoque y la calidad de la interacción intencionada que impone un nuevo medio juegan un papel importante en el logro de estos impresionantes resultados.
Algunos de ellos tienen una gran importancia económica tanto para las universidades como para la industria. Entre ellos está la efectividad de la formación, los contenidos de una clase de dos horas se reducen a 45 min con plataformas de aprendizaje online y solo a 29 min en Realidad Virtual. El nivel de confianza para discutir temas después de una clase mejora mucho, del 166 % en el aula y el 179 % en línea a la friolera de 245 % en Metaverso. Un caso similar es la conexión emocional, 4.29 en aula, 5.29 en línea y 20.43 en el Metaverso.
El enfoque explica solo una parte de este efecto, aunque una parte significativa. Multitarea que en un aula es de 0.78 y online 1.93 se reduce a 0.48 o menos en el Metaverso. Una reducción significativa, pero probablemente no lo suficientemente grande como para explicarlo todo.

“En lugar de tener un aula entera aprendiendo a la misma velocidad, cada estudiante será medido individualmente y aprenderá a su propio ritmo con ejercicios de refuerzo y explicaciones cuando sea necesario”

Sin embargo, Metaverso no es la única nueva tecnología que está lista para transformar completamente la educación, Inteligencia Artificial liderará gran parte de esta transformación con Campeones del Aprendizaje, Asistentes, Tutores con I.A., Chatbots, Contenido Inteligente, …. Y Educación personalizada. Este último va a cambiar tremendamente la eficacia de la educación. En lugar de tener un aula entera aprendiendo a la misma velocidad, cada estudiante será medido individualmente y aprenderá a su propio ritmo con ejercicios de refuerzo y explicaciones cuando sea necesario. Imagínate aprender cálculo, álgebra, programación, … ¡De esta manera!

Sí, claramente, la educación va a cambiar, y esta transformación cambiará nuestra sociedad. Este cambio democratizará el conocimiento a niveles nunca antes vistos como lo hicieron los MOOC. Ahora todos tenemos al alcance cursos de las universidades más prestigiosas y los profesores más prestigiosos y con el Metaverso podremos disfrutar de una rica interacción con compañeros y profesores de todos los rincones del mundo y esto cambiará nuestro mundo para mejor.

Sin embargo, no todas las universidades tendrán las posibilidades y las tecnologías necesarias para participar en este nuevo mundo. Y los que lo tengan, como en los MOOC, podrán atraer una atención desmesurada. La competencia en educación será feroz, habrá nuevos ganadores… y perdedores. ¡Es nuestro trabajo y nuestro deber estar entre los ganadores!

Do Better by esade Logo
Este artículo de Do Better by esade puede ser compartido bajo los términos de la licencia CC BY 4.0

    Las consideraciones éticas que el metaverso conlleva

    Artículo anterior

    Principios pedagógicos de la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual

    Siguiente artículo

    Más en Educación

    También te puede interesar