Uncategorized

Similitudes y diferencias entre el ajedrez y el poker

Estos juegos tienen más en común de lo que crees y en este artículo te explicamos en qué puntos se conectan más de lo que se diferencian. Si bien el ajedrez estuvo más asociado a mentes eruditas teniendo una reputación mucho más alta que el poker, considerado éste último un juego simple preso del azar, ambos esconden muchas más similitudes de las que podemos imaginar.

No es casual que muchos de los mejores jugadores de ajedrez también sean muy buenos jugando al poker o que también, si bien no existe una exactitud del origen, ambas disciplinas provengan de zona persa y alrededores.

Al tener pocas opciones a la hora de realizar cada jugada en los partidos, los jugadores ya sea de ajedrez físico o ajedrez online, poker físico o poker online, deben tener la estrategia como componente fundamental. Esto les ayuda a crear patrones, los jugadores de ambos juegos buscan revisar todo el tiempo los movimientos anteriores y presentes para compaginarlos con los futuros y así llevar un registro de las posibilidades de ganar que poseen. Estas dos disciplinas han servido para recrear movimientos en la milicia, tanto uno como otro juego eran los pasatiempos favoritos de muchos estrategas para poder sacar de las experiencias de los juegos de cartas o de tablero, movimientos inesperados para el oponente.

Si la estrategia será el primer componente que una a estas dos disciplinas, le precede el control emocional, la cabeza fría es fundamental para poder despertar cualquier contemplación estratégica. Se requiere mucha concentración pero más que nada no mostrar nuestras verdaderas intenciones ya que cualquier expresión corporal que demuestre que estamos pasando por una pequeña victoria, bloqueo, frustración o emoción de cualquier tipo puede ser usado en nuestra contra, la experiencia también comprueba que este tipo de actitud puede ayudar al jugador que conoce su verdadera situación en el juego y no demuestra derrota, a permanecer en el juego e incluso ganarlo sin que el contrincante se entere. Mantener la calma es lo que hará en cualquiera de los dos juegos, que lleves a cabo cualquier movimiento con una anticipación estratégica para no perder el control de la jugada, se trata de un proceso psicológico muy complejo y tanto el poker como el ajedrez cuentan con este factor.

Ambas también suelen ser disciplinas mentales que empiezan con sencillez pero van incrementando en cada jugada una complejidad superior lo que requiere que se piense eficazmente y rápido, mientras más avanzado estás a la partida presente, más podrás resolver conflictos futuros. Hay tantas partidas de ambas disciplinas como jugadores, las posibilidades son infinitas y las combinaciones pueden ser similares pero nunca limitadas.

Pero si existe una diferencia rotunda, mientras que en el ajedrez los adversarios tienen movimientos transparentes, pueden ver la jugada del otro con total claridad, el poker tiene una psicología diferente: no puedes saber nunca qué cartas tiene tu oponente, solo puedes adivinar por ciertos movimientos estudiados. Aun así estas diferencias convergen de la misma manera hacia lugares de tensión, porque al fin y al cabo, nunca sabrás cual será las verdaderas intenciones de tu atacante.

Adolfo Hernández
Administrador de Contenidos de 100articulos.com

    6 razones para comprar un huawei nova y70

    Artículo anterior

    Patio en casa: ¿cómo construirlo y adornarlo?

    Siguiente artículo

    Publicaciones Populares

    Login/Sign up